This War of Mine, el videojuego de guerra donde no serás un soldado


Hoy tenemos la suerte de contar con Vanessa, de Madre de dos Blog, quien se une a Born To Be Pank como colaboradora para contarnos su experiencia con un videojuego muy  muy interesante. ¡Os dejo con ella! Pasen y lean…

.

¡Hola a tod@s! Hoy quiero hablaros de un videojuego! Sí, ya sé que yo no hago reviews de videojuegos pero no significa que no los juegue cuando tengo tiempo y hoy quiero hablaros de “This War of Mine” un videojuego Indie que nos hace ponernos en la piel de un grupo de refugiados en territorio de guerra.

Este videojuego fue desarrollado por 11 bit studios en el año 2014 y, aunque yo lo he conocido en PC, también han sacado la versión para Xbox One y PlayStation 4.

Suelo jugar a juegos de PC generalmente citybuilders o de simulación y este juego me llamó la atención ya que visualmente me recordaba a Los Sims o al Fallout Shelter pero en una versión más realista que te sitúa en medio de una guerra a la que tienes que sobrevivir y me pareció que podía ser entretenido pero NADA podía prepararme para lo que me deparaba a nivel emocional jugar este juego.

.
La historia de This War of Mine está basada en la guerra de Bosnia, concretamente el sitio de Sarajevo. Al comenzar debes decidir con que grupo de personajes empiezas, hay muchos personajes diferentes y el objetivo final es sobrevivir a la guerra en una casa derrumbada, obtener materiales para mercadear con ellos, conseguir comida, agua, medicamentos, leña para sobrevivir al frío invierno… y que no te maten los soldados, los francotiradores, los mercenarios para robarte… o el frío…

¿Os he dicho ya que no sabes cuando va a terminar la guerra? Cada nueva partida es diferente aunque elijas a los mismos personajes que en la anterior partida, ni la guerra dura el mismo tiempo, ni los escenarios son los mismos, ni las condiciones atmosféricas…

Según avanza el juego, en la ficha de cada personaje te va contando como era su vida antes y sus experiencias cuando empezó la guerra, hay historias verdaderamente desgarradoras. A todo esto se suma que es verdaderamente difícil que todos los personajes del grupo sobrevivan a la guerra, suelen ser 3 o 4 personas y yo solo he conseguido que sobrevivan todos en dos ocasiones, y le he metido muchas horas de juego hasta que he “aprendido” a sobrevivir…

Este es un videojuego que consigue meterte en la historia y hacerte considerar a los personajes como personas a las que tienes que conseguir salvar a toda costa, también te plantea dilemas morales del tipo ¿he de intentar salvar a esa chica de esos soldados o volver al refugio? Mis personajes se están muriendo de hambre y sé de buena tinta que en esa casa hay dos ancianos que tienen comida, no tienen armas y puedo colarme en su casa a robársela sin problemas… cosas que en la vida real no te plantearías nunca ¿o sí? ¿os he dicho ya que entre los personajes con los que debes sobrevivir hay niños?

.

El motivo principal por el que quería escribir este post es porque este videojuego me ha hecho llorar de pena, de impotencia, de rabia, me ha puesto la piel de gallina y los pelos de punta, me ha llevado a la desesperación cada vez que no conseguía que un personaje sobreviviera a la guerra, me ha hecho pensar hasta donde sería capaz de llegar para proteger a mis hijos y, sobre todo, compadecerme de la gente que lo está pasando DE VERDAD porque hay gente que vive bajo continuos bombardeos, que rebuscan entre ruinas para encontrar comida, que se arriesgan a que un soldado les pegue un tiro cuando salen en busca de agua, que se mueren de enfermedades fácilmente tratables porque no tienen acceso a medicamentos.

También me ha hecho reflexionar sobre lo increíblemente afortunada que soy de tener mi casa, mi familia y comida en la mesa todos los días, de no vivir entre ruinas y ratas y a concienciarme de que si podemos ayudar es nuestro deber hacerlo sea de la forma que sea.

Así que este no es un videojuego bonito, pero es un videojuego que os pido que probéis y compréis porque los beneficios de los DLC de pago son destinados a WAR CHILD CHARITY que se dedica a ayudar a niños que se encuentran desamparados en territorios de guerra. Actualmente facilitan ayuda humanitaria, educación y protección a niños en países como Yemen, Afganistán, Iraq, Siria, Congo, Uganda o África Central donde, por ejemplo, colaboran en la rehabilitación de ex-niños soldado. Os dejo aquí el enlace a su web por si queréis contribuir de otra manera que no sea a través del juego.

Gracias por leerme, y a Born To Be Pank por prestarme este rinconcito en su blog, espero que nos contéis en los comentarios qué os ha parecido el juego que, por cierto, podéis comprar aquí.

Yo, por mi parte, os aseguro dos cosas: vais a necesitar pañuelos y cualquier problema que tengáis os va a parecer mucho más pequeño cuando hayáis terminado.

.

Vanessa Naveira es quien está detrás de Madre de dos Blog, un Blog sobre maternidad, crianza respetuosa y disciplina positiva.

Además, este mes ha inaugurado dos secciones nuevas:

Mamá también va al cole, donde nos contará su experiencia como alumna del Ciclo Superior de Educación Infantil.

Y Los cuentos de Alicia, donde nos recomendará libros para peques de 0 a 6 años.

.


Este post se podría haber titulado:

  • En una guerra, no todos son soldados
  • La guerra como nunca la hemos jugado
Photo by: This war of mine

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *