[Nos jugamos n4] 10 juegos de mesa imprescindibles en casa

Ya ha llegado la cuarta entrega de la sección Nos Jugamos donde os recomiendo juegos de mesa para que podáis disfrutar de un buen rato con los peques! Os recuerdo que todas las recomendaciones son bajo mi punto de vista y experiencia, y nunca recomiendo nada que no haya probado ; ).

Ah, no os perdáis los anteriores Nos Jugamos aquí: Virus, Mondrian, El cuco Kiko estrena nido.

Y lo que hoy os traigo es, a petición popular, un recopilatorio de juegos imprescindibles que creo que no deberían faltar en ninguna casa con peques a partir de 5 años aproximadamente. (La edad para los juegos es muy relativa…)

Digamos que esta recomendación es para familias de nivel lúdico 1, que juegan a parchís, oca, uno, quien es quien… Si es tu caso, bienvenido/a a tu iniciación al nivel lúdico 2! : )

Para familias de niveles superiores, podéis dejar en los comentarios vuestro top 10 de imprescindibles : )

Venga, que empezamos… Adelante el Top 10!

.

Fantasma Blitz

Se juega: Todos los jugadores juegan a la vez y tienen que coger la figura que sale en la carta o la figura que no sale ni en color ni en forma. El más rápido se llevará la carta y quien tenga más cartas al final de la partida será el ganador. Hay diferentes versiones del juego: Fantasma Blitz 2.0, Fantasma Blitz: las 12 menos 5, Fantasma Blitz: Menudo susto!

Se aprende: Discriminación visual, rapidez mental, coordinación óculo-manual, atención.

Me gusta: Hay que estar muy atento y ser rápido y eso lo hace divertido. Recomiendo jugarlo con niños de edades similares porque sino se nota mucho la diferencia en la rapidez.

.

Dobble

Se juega: Todos los jugadores juegan a la vez y tienen que encontrar en la carta central el dibujo que coincida con su carta para poder ser el primero en quedarse sin cartas. También hay otras modalidades de juego más elaboradas y hay diferentes versiones del mismo juego: Dobble Kids,  Dobble Chrono, Dobble formas y números

Se aprende: Discriminación visual, rapidez mental, coordinación óculo-manual, atención.

Me gusta: La rapidez con la que se juega es su punto fuerte y lo que hace que sea divertido. Como el anterior, recomiendo jugarlo con niños de edades similares para que el triunfo no lo acapare siempre el mayor.

.

Gobbit

Se juega: Por turnos, los jugadores van girando las cartas de su montón mostrando diferentes animales y tienen que estar atentos para atacar o defenderse según los animales que vayan saliendo. La serpiente come camaleones, éstos comen mosquitos y el gorila los aplasta a todos. El más rápido será el ganador.

Se aprende: Discriminación visual, rapidez mental, coordinación óculo-manual, atención, categorización, secuenciación.

Me gusta: El pequeño caos que se forma en el cerebro de los jugadores cuando sale una carta y no sabes si tienes que atacar o defender. Esos milisegundos de pánico lo hace muy divertido.

.

Speed Cups

Se juega: Todos los jugadores juegan a la vez para ordenar los cubiletes tal y como muestre la carta. El orden puede ser en horizontal o en vertical y, con la expansión, se introduce el concepto espacial delante y atrás. El más rápido en ordenar los cubiletes y tocar el timbre se lleva la carta y, quien tenga más al finalizar la partida, será el ganador.

Se aprende: Discriminación visual, rapidez mental, coordinación óculo-manual, atención, concepción e interpretación espacial.

Me gusta: La rapidez del juego hace que los nervios se disparen y la coordinación ojo-mano falle por lo que es muy probable que los cubiletes acaben cayendo o su orden no sea el correcto. Saber encontrar el punto medio entre rapidez y precisión es la clave.

.

Jungle Speed

Se juega: Por turnos, los jugadores van girando las cartas de su montón mostrando diferentes formas, algunas muy similares entre sí. En el momento que dos figuras coincidan, los jugadores tienen que coger rápidamente el tótem y, quien logre deshacerse de todas sus cartas, será el ganador. Hay algunas cartas especiales que añaden dificultad al juego.

Se aprende: Discriminación visual, rapidez mental, coordinación óculo-manual, atención.

Me gusta: El estado permanente de alerta que se genera para poder ser el primero en coger el tótem. A todos nos ha pasado: ves dos cartas iguales, tu cerebro ordena a tu mano que vaya a por el tótem y cuando casi lo tienes te das cuenta de que no son iguales las cartas pero es demasiado tarde, tu mano ya tiene el tótem.

.

Laberinto Mágico

Se juega: Por turnos, los jugadores tienen que mover a sus magos por el laberinto para conseguir los símbolos mágicos y ganará aquél que consiga antes cinco de esos símbolos. Pero no es tan fácil como parece porque bajo el tablero se esconden paredes que harán que el mago pierda su bola por el camino y tenga que volver a la casilla de salida. Memorizar el recorrido será básico para ser el ganador.

Se aprende: Memoria, concepción e interpretación espacial, estrategia.

Me gusta: Tiene imanes y eso a los peques les encanta, le da un aire mágico al juego que queda muy bien con la temática. Va muy bien para ejercitar la memoria espacial y eso tiene una aplicación en la vida real porque puede ayudarnos a recordar recorridos.

.

Carrera de tortugas

Se juega: Por turnos, los jugadores juegan una de sus tres cartas para hacer avanzar o retroceder a las tortugas propias o ajenas con el objetivo de llevar la propia tortuga al final del recorrido, donde podrá comerse una tierna lechuga.

Se aprende: Interpretación de reglas básicas, sumas y restas básicas, estrategia.

Me gusta: La introducción de conceptos matemáticos simples casi sin que se den cuenta de que están haciendo matemáticas porque, de hecho, no ven ni un número, pero sí ven los símbolos de suma y resta y ayuda a interiorizarlos.

.

La danza del huevo

Se juega: Por turnos, los jugadores tiran el dado rojo que indica qué hacer con un huevo (cogerlo de la caja, robárselo a alguien, botarlo en la mesa…) y, quien lo coja, tiene que tirar el dado blanco para saber donde se tiene que poner el huevo (en el cuello, en las rodillas, en el sobaco…). En el momento que un huevo cae al suelo, se acaba la partida y quien más huevos tenga se convierte en el ganador. Diversión asegurada para peques y adultos.

Se aprende: Interpretación de reglas básicas, introducción de juego con dados, coordinación y control corporal, sentido del ridículo (sobretodo para los adultos).

Me gusta: ¿Todo? Es la definición de Party Game en sí mismo. Te pone en situaciones ridículas y eso siempre es divertido, ¿No?

.

Dixit

Se juega: Por turnos, cada jugador interpreta el papel de cuenta-cuentos, elige una de sus cartas y dice una frase que la describa; pero la frase no puede ser ni tan evidente que todos lo adivinen ni tan difícil que nadie la acierte. Los demás jugadores tienen que elegir una de sus cartas, aquella que se parezca más a la frase dicha por el cuenta-cuentos, y se mezclan todas las cartas para votar por aquella que es la original. El inconsciente sale a relucir en este juego del que Freud bien podría ser el inspirador.

Se aprende: Interpretación de imágenes, vocabulario y expresión, interacción interpersonal, introspección personal.

Me gusta: Evidentemente lo que más me gusta son las ilustraciones, oníricas y de interpretaciones infinitas, que hacen que la mecánica del juego tenga mucho sentido. Además, me encanta poder ponerme en la piel de la otra persona e intentar adivinar cómo piensa.

.

Ikonikus

Se juega: Por turnos, cada jugador comparte una pregunta emocional con los demás: “¿Cómo me sentiría si se me cayera el móvil al wc?“, “¿Cómo me sentí cuando me rompí un pie?“, “Cómo me sentiré cuando lleguen las vacaciones?“… Y los demás escogen de entre sus cartas el icono que mejor represente ese sentimiento. Aquél que mejor sepa interpretar los sentimientos ajenos será el ganador. También se puede jugar con otras reglas al ser un juego tan versátil y abierto a re-interpretaciones.

Se aprende: Interpretación de imágenes, vocabulario y expresión, interacción interpersonal, introspección personal, educación emocional.

Me gusta: Para ser un juego sobre emociones, la mecánica es muy buena porque no resulta aburrido. Es ideal para jugar con preadolescentes y adolescentes porque, como las preguntas son libres, van tentando los límites de lo socialmente correcto a cada pregunta que hacen. De la partida pueden salir debates muy interesantes a partir de las preguntas de los jugadores.

.

Y hasta aquí mi Top 10 de juegos imprescindibles! Me gustaría saber cuales son vuestros Top 10 y así ver si coincidimos en alguno. Los podéis compartir en los comentarios del blog más abajo y/o en las redes.

¡Nos jugamos!

..


Este post se podría haber titulado:

  • ¡Sal del nivel lúdico 1!
  • Hemos venido a jugarla parda
.
Photo by: Farley Santos

.

4 comentarios en “[Nos jugamos n4] 10 juegos de mesa imprescindibles en casa

  1. Una lista muy completa enhorabuena por la recopilación.

    Otro con el que también se puede disfrutar mucho es el Abejitas Zum Zum, incluso con un grupo de jugadores de 30+ es un juego divertido rápido y con muchas sorpresas en el que hay que estar siempre alerta para no perder de vista las abejitas. Quizá lo cambiaría por ejemplo por el Jungle Speed, más parecido al Dobble y desde mi punto de vista menos divertido.

    Un saludo y hasta pronto

    1. Hola!
      Gracias por tu comentario y aportación.
      Abejitas Zum Zum es genial también!
      Espero verte más por aquí, hasta pronto!

  2. ¡Hola!
    Gracias por esta genial lista y estamos totalmente de acuerdo contigo. Eso sí, nos apuntamos alguno que no hemos probado 😉
    Nos gustaría añadir:
    "La fiesta de disfraces de las mariquitas" (+4 años)
    Para iniciar en juegos de mesa nos ha funcionado muy bien:
    "El frutalito" (+3 años)
    Los dos son colaborativos.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *