Nos Jugamos n3: El cuco Kiko estrena nido


Ya ha llegado la tercera entrega de la sección Nos Jugamos donde os recomiendo juegos de mesa para que podáis disfrutar de un buen rato con los peques.

Tal y como dije en los posts anteriores (donde os presenté Virus! y Mondrian): en esta sección no encontraréis ni memorys, ni dominoses, ni parchises. Os recomendaré calidad de la buena del mundo lúdico infantil, eso sí, siempre bajo mi punto de vista y mi experiencia.

Así que sin más dilaciones, hoy os traigo… 

.

El cuco Kiko estrena nido

Ha sido galardonado recientemente con el Premio “As d’Or 2017” (premios a los mejores juegos de mesa de Francia) en la categoría de Juegos Infantiles. Y por eso os lo traigo al blog hoy, para que podáis conocerlo y salir corriendo a comprarlo antes de que se agote.

El cuco Kiko estrena nido, a parte de un buen trabalenguas, es un juego que contiene huevos, palitos y un cuco de madera. Ah! Sí! y una lata que lo contiene todo y que es la gracia del juego. Los artistas son Josep M. Allué y Víktor Bautista y, por si fuera poco, lo edita Haba.

Go Cuckoo! es un juego familiar y rápido: de 2 a 6 jugadores y de unos 15 minutos de duración, donde se ponen a prueba la coordinación óculo-manual y el equilibrio así como la concentración y la tolerancia a la frustración.

Resulta que la cuco Kuki está ansiosa por poner sus huevos en un nido, pero todos están ocupados. Como no sabe construir su propio nido (las cucos son okupas de nidos ajenos), los jugadores la ayudarán situando los palitos de forma estratégica.

Si queréis ver cómo se juega, os recomiendo dar al play en este vídeo donde los mismos autores lo cuentan: 

.

Lo que más me gusta de Go Cuckoo!, a parte de que la caja/lata sea parte del juego, es el ambiente que crea de nervios y ansiedad: el nido es inestable por lo que cualquier mal movimiento puede hacerte perder.

Además, tiene ese toque de picardía que tanto me gusta porque al poner los palitos puedes dejárselo difícil al resto de jugadores (y, de rebote a ti mismo, por lo que el karma está muy presente en el juego). Este toque “malvado” lo convierte en un juego super divertido.

Si queréis saber más, podéis leer las palabras de J.M.Allué sobre la creación del juego y sobre el premio As d’Or en este post de Jugamos Todos.

.

Juego ideal para…

Cualquier momento. Sobretodo en la sobremesa después de las comidas familiares. Óptimo para dos a cuatro jugadores a partir de 4 años. Y con adultos funciona muy bien por el componente competitivo. He visto fotos de creaciones imposibles con los palitos y es que, en este juego, el límite lo pone cada jugador.

..


Este post se podría haber titulado:

  • Jugando con huevos
  • No me toques los nidos
.
Photo by: Haba

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *